solicitar un crédito

Algunas personas consideran que los créditos son malos, pero es algo que depende mucho del destino y de como lo uses. De hecho “La palabra crédito proviene del latín credititus (sustantivación del verbo credere: creer), que significa cosa confiada. Así crédito en su origen significa entre otras cosas, confiar o tener confianza”, como lo define wikipedia. Si estás pensando en solicitar un crédito, tómate el tiempo de contestar estas preguntas.

El crédito en si, no es algo bueno o malo, solo es una herramienta que nos puede ayudar a crecer financieramente o mal empleado puede llevarnos a una mala situación económica.

Dependiendo de la necesitad y el objetivo que se tenga en mente, existen diferentes tipos de crédito. De hecho se podría decir que hay casi un tipo de crédito para cada cosa. Los créditos más comunes y esto puede variar de un país a otro son:

Tipos de crédito

  1. Crédito hipotecario:

    Es el que adquirimos para comprar o remodelar vivienda, la característica principal es que generalmente son de grandes montos, y no siempre prestan el 100% del valor del predio hipotecado. Normalmente se tienen tasas bajas con plazos muy extensos hasta 15 o 30 años.

  2. Leasing:

    Técnicamente no es un crédito, sin embargo, es la forma en la que algunas entidades permiten adquirir productos. Es algo semejante a un arrendamiento, donde el producto comprado se encuentra con prenda a la entidad financiera. Es decir, la entidad compra el producto por nosotros y luego vamos pagando una renta mes a mes con una posibilidad de compra en el futuro.

  3. Fondo de empleados/cooperativas:

    En esté tipo de crédito generalmente son montos más bajos con interés más bajos, respecto a una entidad financiera. Sin embargo, para acceder a esté tipo de crédito debes estar afiliado y generalmente te solicitarán una cuota mensual para pertenecer.

  4. Libranzas:

    Este tipo de crédito requiere que la empresa donde se trabaja este asociada a la entidad financiera. Los Créditos que están atados a los salarios y se deducen directamente por el empleador. Es decir, el empleador es quien descuenta de nuestro sueldo la cuota de crédito y paga a la entidad financiera.

  5. Vehículo:

    Es un crédito destinado a la compra de un vehículo que puede ser carro, moto e incluso existen créditos para bicicletas. La característica es que generalmente las tasas son más bajas que un crédito de libre destino y los plazos son más amplios 60 meses o más

  6. Educativo:

    Existe multitud de subcategorías en este tipo de crédito dependiendo  de la entidad financiera, algunos en los que solo empiezas a pagar cuando finalices el programa educativo. La ventaja de este tipo de crédito es la tasa de interés es más baja que un crédito de libre inversión

  7. Libre inversión:

    Como su nombre lo indica es un crédito que puedes solicitar para cualquier cosa que quieras. Incluso puedes usarlo para comprar vehículo o pagar los estudios, sin embargo, sus tasas de interés son más altas, por esto es recomendable siempre elegir el crédito adecuado para cada cosa.

  8. Tarjeta de Crédito:

    Una de las formas de crédito más extendida y de las más caras de endeudamiento. Tasas más altas. Este también es un crédito de libre inversión que se considera rotativo. Es decir que a medida que se va cancelando la deuda se va liberando “cupo” para realizar nuevas compras. Si no se sabe administrar las tarjetas de crédito se puede caer en un ciclo de pago, recurrente.

  9. Microcrédito:

    Generalmente para créditos de un monto bajo hasta 30 millones, son más costosos por su alto riesgo, pero la ventaja es que las exigencias para adquirirlo son menores. Una carta laboral y algunos datos personales normalmente son suficientes. Algunas entidades dependiendo el monto solicitarán fiador como respaldo de la deuda.

Ahora que ya tenemos un poco más claro los tipos de crédito que podemos adquirir, debo decir, que esto es algo muy variable. ¿Como así? pues si, los tipos de crédito básicamente dependen de la entidad bancaria a la que recurras. Por esta razón y antes de ir a solicitar crédito a la primera entidad que tengas en mente. Tómate el trabajo de contentar estas 5 preguntas, aunque sencillas muy importantes para no caer en errores.

¿Para qué?

Lo primero que debes preguntarte es ¿para qué? cuál es el destino que tendrá el dinero que solicite, como vimos anteriormente, hay un crédito para cada cosa que quieras hacer. Dentro de está misma pregunta, cabe una segunda pregunta, ¿Es realmente necesario?. Antes de solicitar un crédito es bueno estar seguros, que realmente se necesita.

Recuerda que una vez tomado el crédito tu capacidad de endeudamiento se ve reducida. Esto puede significar un inconveniente en el futuro si tus ingresos y activos no aumentan. Pues, si llegas a requerir un crédito para algo de mayor importancia es posible que no sea aprobado, o que tu capacidad de pago sea ineficiente para sostener los dos créditos.

¿En cuánto?

Con esto nos referimos a qué cantidad de dinero vamos a solicitar. En ocasiones, las entidades financieras pueden ofrecernos mucho más dinero del que estamos solicitando. Esto puede no ser tan bueno, pues es necesario que de forma consciente, analices si es una cantidad adecuada y que no vayas a verte en aprietos en el futuro.

Lo mejor que puedes hacer, si ya tienes un destino definido y una cantidad de dinero adecuada para ese propósito; es sencillamente aceptar solo el monto que necesitas y no más que eso. Con esto ayudamos a que la sostenibilidad de nuestras finanzas personales o las de la empresa no se vean amenazadas.

¿A que costo?

Esto no solo se refiere a la tasa de interés que ofrece la entidad financiera. Dependiendo del crédito solicitado, se generan otros costos adicionales, que de alguna forma te ocultan hasta que has firmado los documentos. Por ejemplo, para los créditos de vehículo, eres tu quien asume el costo por el seguro del carro, o los seguros de responsabilidad financiera en casos de créditos de libre inversión.

Otros costos que no son visibles a simple vista, son los estudios de crédito generalmente aplicados en la linea hipotecaria. Incluso, en la tarjeta de crédito no solo se ve involucrado el interés, también la cuota de manejo, o los efectos de impuesto como el 4 x 1000 en Colombia.

¿En cuánto tiempo?

El plazo como se le conoce al tiempo en el cual vamos a estar pagando el crédito, es uno de los factores que condiciona la cuota mensual que debemos pagar. Por esto, es recomendable tener muy claro el tiempo y la tasa de interés del crédito.

Al mismo tiempo, es importante entender esta relación entre tasa de interés y plazo, pues nos permite definir si realmente debemos aceptar el plazo máximo o podemos dejar un plazo más corto con una cuota un poco más alta.

A groso modo se puede decir, que si logra pagar el crédito en un plazo menor, al final del ejercicio, terminarás pagando mucho menos de lo establecido. Hoy en día en Colombia, no existe un limite mínimo para pagar un crédito, es decir no te exigen una permanencia minima. Puedes pagar o hacer abonos adicionales en el momento que lo decidas.

¿Bajo qué condiciones?

Por ultimo, una de las cosas que tienes que preguntar a la entidad financiera son las condiciones del crédito. Sobre todo hoy en día donde la oferta de crédito es muy competida. Con condiciones nos referimos a los beneficios adicionales o las clausulas para acceder a este crédito.

Algunas entidades pueden ofrecer puntos o millas de viaje. Otras entidades no ligadas al sistema financiero tradicional, por ejemplo, cuando el crédito de destino es un negocio, pueden ofrecer apoyo técnico.  En esté punto las diferencias y características son diversas. Es nuestro deber informarnos sobre las condiciones y beneficios en varias entidades financieras, con el fin de elegir la mejor opción.

Espero que está información pueda ser de utilidad en tu proceso de adquirir crédito.

Si te a gustado este artículo por favor compártelo, sino también : ) . ¿Crees que hay otras preguntas de importancia antes de solicitar un crédito? déjamelo en los comentarios e intentaré agregarlo.

¿Te gusto? Compartelo >>

Suscríbete por correo

Recibe los contenidos más destacados para emprendedores directamente en tu correo
Emprendedor en Salud, Emprendedor Digital. Administrador de Tecnologías en MasOportunidades.org, y TrabajoHumanitario.org. Médico de Profesión. Especialista en Gestión de Salud Pública. Diseñador Web - Platzi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.