Mentalidad Positiva

Primero, una definición natural del pensamiento positivo

Empecemos por definir el pensamiento positivo para que tengas una idea de lo que te quiero tratar en este artículo. Es una actitud mental y emocional que se enfoca en el lado brillante de la vida. Es aquel tipo de pensamiento que espera siempre los mejores resultados. Te permite crear, y dar por hecho, situaciones de felicidad, salud y éxito.

Una persona con un pensamiento positivo está convencida que puede superar cualquier obstáculo o dificultad. Debo resaltar que este concepto de pensamiento positivo no es algo que todos amen. Muchas personas piensan que es una especie de tontería combinado con algo de fantasía. Sin embargo, también hay mucha gente que le atribuye a este pensamiento, el éxito personal y profesional de su vida.

Puedes darte cuenta como este tema está ganando popularidad y millones de seguidores en el mundo. Lo puedes comprobar en los miles de libros, conferencias y cursos que hay, sobre el mismo, a nivel global. Por esto, y porque lo necesitas en tu vida para tu desarrollo integral, te he traído este artículo. Recuerda que vas a necesitar una excelente actitud y un pensamiento positivo en todo lo que decidas emprender.

El pensamiento positivo en el emprendimiento

¿Cómo funciona el pensamiento positivo?

Te voy a contar una pequeña historia para que entiendas mucho mejor esta parte, espero la disfrutes.

Daniel estaba en búsqueda de un nuevo trabajo y envió su hoja de vida a una importante compañía del país. Aunque el hizo el trámite para aplicar a una vacante, se mostraba bastante inseguro y desanimado. Daniel siempre había contado con una baja autoestima y consideraba que estaba destinado al fracaso. Tenía una actitud negativa hacia sí mismo, y creía que los otros aspirantes estaban más calificados que él.

La mente de Daniel estaba ocupada con pensamientos negativos y cientos de dudas sobre el trabajo. Estaba anticipando el no quedar elegido, incluso muchos días antes de su presentación en la compañía. El día de la entrevista, se levantó tarde y observó con angustia como no había alistado un buen traje. Como ya era muy tarde, salió corriendo, con la ropa arrugada y sin desayunar.

Durante la entrevista, se mostró tenso, negativo, hambriento y muy preocupado por su ropa. Todo esto se revolvió en su mente y le dificultó concentrarse en las preguntas que le hacían. Su comportamiento, como era de esperarse, causó tan mala impresión que fue descartado del proceso muy rápidamente. Daniel volvió a casa triste y decepcionado, repitiéndose una y otra vez que, efectivamente, había nacido para fracasar.

Pasaron 6 meses y durante ese tiempo Daniel había cambiado su actitud. Ahora el leía sobre crecimiento personal y se relacionaba con personas positivas que le aconsejaban mucho. Adoptó buenos hábitos de ejercicio y alimentación que lo llenaban de energía. En definitiva, por su mente solo rondaban buenas ideas y grandes esperanzas sobre su futuro.

Para la sorpresa de Daniel, el cargo al que había aspirado aquella vez estaba nuevamente en oferta. Volvió a enviar su hoja de vida, pero esta vez todo era muy diferente, veía las cosas desde otra perspectiva. Estaba más que seguro que iba a conseguir el trabajo y causaría una excelente impresión en la entrevista. Una semana antes de presentarse a la compañía, practicó constantemente la visualización de que el trabajo ya era de él.

No te pierdas este poderoso artículo sobre Como ser un emprendedor exitoso y los 10 pasos para lograrlo, esta buenisimo

Así es como cambian las cosas

La tarde anterior a la entrevista, Daniel alistó el mejor de sus trajes y se fue a dormir temprano. A la mañana siguiente, se levantó muy temprano por lo cual tuvo tiempo suficiente para desayunar. Llegó a su cita laboral con tiempo suficiente y pudo detallar varias cosas sobre la compañía. Aprovechó para leer los carteles y publicaciones de aquella empresa y tomarse un buen café ofrecido por la amable recepcionista.

Las repuestas de Daniel eran muy acertadas y estaban llenas de seguridad. La impresión que causó fue la mejor y si, consiguió el puesto. Aquí es donde nos preguntamos: ¿Hubo algún truco de magia para conseguir su puesto? ¿qué paso entonces?

Todo sucedió de forma natural, el cambio se dio en su pensamiento que se vio reflejado en una mejor actitud. Porque de eso se trata, no es cuestión de generar y generar ideas positivas y sentarse a esperar. El pensamiento positivo es una forma de vida, que te lleva a experimentar muchos sentimientos agradables. Esto te trae más energía y actitud para hacer las cosas necesarias en busca de tu bienestar físico y emocional.

Cuando tienes un pensamiento positivo todo tu ser transmite buena voluntad, felicidad y éxito. Incluso tu salud se ve afectada de una manera beneficiosa, se nutre con tu mentalidad. Caminamos alto, nuestra voz es más poderosa, y nuestro lenguaje corporal demuestra lo bien que nos sentimos. Así es como funciona el pensamiento positivo.

El pensamiento positivo en el emprendimiento

El pensamiento positivo es contagioso… El negativo también

De una u otra forma, las personas que conocemos terminan por afectarnos, y nosotros a ellas también. Esto ocurre instintivamente y en un nivel subconsciente. Impactamos, y nos impactan, a través de palabras, pensamientos, sentimientos, y el lenguaje corporal.

¿Te parece extraño que deseemos estar cerca de personas positivas y preferir evitar las negativas? Ya sabes la razón. Las personas están más dispuestas a ayudarnos, si somos gente positiva, y evitan a alguien que transmita negatividad. La actitud, palabras y pensamientos negativos crean sentimientos infelices, bajos estados de ánimo y mal comportamiento. Cuando la mente es negativa, se libera una especie de veneno en nuestra sangre, que causa infelicidad y más negatividad.

Un pensamiento negativo abre el camino al fracaso, la frustración y la desilusión. Y esto es lo que debes evitar a toda costa en tu iniciativa de emprendimiento. Necesitas combustible puro para que tu mente y tu cuerpo trabajen en armonía por tus metas. El pensamiento positivo es lo que te impulsa y te mantiene en movimiento cuando trabajas con pasión por tus proyectos.

Consejos para cultivar un pensamiento positivo

Para terminar, quiero dejarte 7 excelentes consejos para que desarrolles un pensamiento positivo. Hay muchas recomendaciones, pero me incliné por estas, espero que te sirvan muchísimo.

  1. Debes leer mucho sobre este tema, piensa en sus beneficios y aplica la lectura a tu vida. El poder de tus pensamientos es algo maravilloso que siempre está moldeando tu vida. El efecto de la lectura generalmente se genera de forma inconsciente, pero es posible hacer que este proceso sea consciente. Tienes mucho por ganar y nada que perder, instruye tu mente.
  2. Usa tu imaginación para visualizar situaciones favorables y beneficiosas, que te llenen de bienestar y alegría.
  3. Cuida tu lenguaje, usa palabras positivas en tus diálogos internos o cuando hable con otros.
  4. Cuando un pensamiento negativo entra en tu mente, porque es inevitable que ocurra, debes ser consciente de ello e intentar reemplazarlo por uno constructivo. Si el pensamiento negativo regresa, reemplázalo de nuevo con uno positivo. Es como si se presentaran dos imágenes frente a ti, y tienes que elegir mirar una y descartar la otra. La persistencia le enseñará a tu mente la forma de pensar positivamente e ignorar las ideas negativas.
  5. En caso de que experimentes resistencia interna y dificultades cuando reemplaces los pensamientos negativos con positivos, no te frustres. Debes seguir mirando solo los pensamientos beneficiosos, buenos y felices en tu mente. La constancia es clave en este proceso.
  6. No importa cuáles sean tus circunstancias en este momento. Piensa positivamente, espera solo resultados y situaciones favorables, y las circunstancias cambiarán como consecuencia de tu mentalidad. Si perseveras, transformarás la forma en que piensa tu mente. Puede tomar algún tiempo para que se produzcan los cambios, pero finalmente lo harán, mucha paciencia.
  7. Sonríe un poco más, esto definitivamente impulsa un pensamiento positivo.

Complementa esta información con el interesante artículo de La inteligencia emocional y su influencia en el éxito.

Nota del Editor:

Si te ha gustado este artículo compártelo, si no te ha gustado también compártelo no cuesta nada : ).  Si tienes alguna
sugerencia a esta nota, déjanos saber en los comentarios, o si quieres que publiquemos algo en particular.

También puedes darte una vuelta por aquí y compartirnos tus artículos o tus experiencias como [email protected]

Andrés Gómez

¿Te gusto? Compartelo >>

Suscríbete por correo

Recibe los contenidos más destacados para emprendedores directamente en tu correo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.