Controlar gastos 5 habitos

Uno de nuestros principales objetivos, es plantearnos y cumplir con un presupuesto que este orientado a cuidar nuestra “salud” económica. Sé que puede parecerte una frase algo idealizada, para un aspecto tan complejo como el de las finanzas personales. Lo cierto es que, controlar gastos, como lo indica el título, tiene una relación directa con el adoptar ciertos hábitos. Lo más importante, tiene que ver con la forma de controlar tus egresos, algo realmente complicado en nuestros tiempos.

Seamos realistas, nos pasamos mucho tiempo intentando crear un presupuesto que se ajuste a nuestras necesidades. Muchos de nuestros intentos quedan en nada, o se pierden después de cierto tiempo de no ver resultados. Sin embargo, déjame decirte que es posible elaborar un presupuesto que podamos seguir y que nos brinde excelentes beneficios. Para eso debes ajustar varias áreas, y la más importante, fundamental, la de los gastos.

Una vez que logras identificar aquellas cosas que le causan problemas a tu economía, todo se vuelve más sencillo. Así que este es el enfoque de este post, atacar las zonas descuidadas que debilitan tus bolsillos. Te he preparado un análisis de los 5 hábitos que impiden que puedas ver hacia dónde se dirige tu dinero. Vamos a analizar aquello que descarrila tus planes y que no permiten que tengas control sobre tus finanzas.Finance

controlar gastos - presupuesto

También te puede interesar: 5 consejos para el éxito: potenciar tu vida y negocios

1. Falta de seguimiento

Los expertos dicen que no puedes administrar lo que no puedes medir. El que elabores un presupuesto es un excelente paso para mejorar tus finanzas, pero no es la meta a alcanzar. Para controlar tus gastos, necesitas una retro-alimentación constante, para saber cómo va todo y que correcciones debes hacer. Al principio la tarea es un poco compleja de ejecutar, se trata de rastrear tu progreso constantemente.

Personajes de éxito afirman que cuando empezaron a generar un verdadero progreso fue cuando decidieron rastrear su dinero a diario. Les resultaba más fácil detectar cualquier problema y modificar sus gastos, de inmediato, para lograr sus objetivos. Así que revisa con detenimiento si estas elaborando un presupuesto y tu seguimiento se hace cada 15 días. Revisa si, en cambio, estas realizando una revisión mensual, piensa que las correcciones en ese lapso son menos efectivas.

Entiendo que todo este plan te resulte algo enredado y exagerado, pero debes transformar este hábito, si lo tienes. De lo contrario debes adoptar un nuevo habito de elaborar tu presupuesto y realizar un seguimiento tipo “día a día”. Si estás aquí es porque lo estas considerando, así que manos a la obra. Recuerda que necesitamos corregir los malos hábitos que te estoy describiendo para tener una economía sana.

controlar gastos

Formas de seguimiento. Objetivo: Controlar gastos

Hay varias formas de realizarle seguimiento a tu presupuesto. Algunas personas adoptan el “sistema de sobres”, utilizan todo el dinero en efectivo y lo dividen cuidadosamente en categorías. Otros simplemente, deciden apartar un presupuesto de dinero para la semana, lo guardan y se enfocan en hacerlo durar. La manera más peligrosa es la de manejar tarjetas de crédito y débito, presentan muchas variables para un buen seguimiento.

Muchas personas realizan un seguimiento exhaustivo con lápiz y papel, en una agenda o libreta de notas. Te aconsejo que utilices una de las tantas aplicaciones digitales que existen hoy en día para rastrear nuestros ingresos y egresos. También, depende del banco, hay entidades que ofrecen su propia aplicación y así puedes optimizar los datos de tus gastos. Como ya te lo he dicho, trata de ingresar los datos a diario, hasta que adquieras este buen habito.

El sistema que uses no es lo que importa realmente, es el seguimiento diario de tus gastos lo que hace la diferencia. Piensa en que cualquier persona, en cualquier momento, podría preguntarte sobre tus gastos del día y estarás en la capacidad de contestar rápidamente y con acierto. No te preocupes, es tan solo un ejemplo, pero ya sabes a que me refiero exactamente. Debes conocer el estado de tu dinero de manera íntima, así podrás estar seguro de administrar tu presupuesto adecuadamente. ­­­­­

2. “Pequeños” gastos

Normalmente tendemos a prestar mucha atención a las compras grandes. Se justifica que el nuevo celular que tanto has querido o el Smart TV de tus sueños, atraiga tu atención. En estos casos debes revisar muy bien el factor costo-necesidad para tomar una decisión, pero eso ya es otro punto.

Sin embargo, las compras menores las tratamos de una manera completamente diferente. Un sándwich, un periódico o una caja de chicles, son compras que a menudo se hacen sin pensarlo dos veces. Después de todo, ¿qué tanto pueden afectar unos cuantos “pesitos” de más en nuestros gastos?

La respuesta honesta, que nadie se atreve a mencionar es: bastante, afectan y mucho. La razón está en que muchos de nosotros somos felices, inconscientemente, gastando pequeñas cantidades de dinero sin demasiada consideración. Por lo que tendemos a generar estos egresos con mucha regularidad. Ese gasto diario en periódico, en la máquina de dulces y en tazas de café, puede comenzar a notarse rápidamente.

controlar gastos - mínimos

El mensaje clave aquí es que cada gasto cuenta, independientemente de cuán insignificante sea para ti el valor a pagar. Todo lo debes anotar o lo debes ingresar en tu aplicación, si es el caso. Cigarrillos, chicles, recargas de celular, gaseosas, botellas con agua, pasajes de bus, boletos de lotería, en fin, todo cuenta. Pon mucha atención, ¿hacia dónde va tu dinero? ¿Cuántos de esos “pequeños” gastos se repiten a diario?

Toma decisiones conscientes sobre cómo vas a gastar (¡o ahorrar!) Hasta el último peso de tu presupuesto. Te has puesto a pensar en ¿qué pasaría si en vez de gastar en algunos dulces, lo ahorras? Si cada vez que vas a hacer un “pequeño” gasto reflexionas y guardas ese dinero. Te aseguro que esto puede contribuir a mejorar tu economía de una forma apreciable.

Para terminar… por ahora

Por ahora es suficiente información para aplicar, vuelve a leer con detenimiento cada párrafo para tomar acción. Dentro de poco estaré publicando la segunda parte de este interesante tema. Mi meta es que puedas mejorar notablemente tus finanzas y fortalezcas tu economía personal, y la de tu familia también.

Mientras esperas la siguiente entrega, te recomiendo este excelente artículo sobre 10 consejos para tus finanzas personales.

Nota del Editor:

Si te ha gustado este artículo compártelo, si no te ha gustado también compártelo no cuesta nada : ).  Si tienes alguna
sugerencia a esta nota, déjanos saber en los comentarios, o si quieres que publiquemos algo en particular.

También puedes darte una vuelta por aquí y compartirnos tus artículos o tus experiencias como [email protected]

Andrés Gómez

¿Te gusto? Compartelo >>

Suscríbete por correo

Recibe los contenidos más destacados para emprendedores directamente en tu correo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.